Estás a punto de leer parte de mi vida íntima. No suelo hacer esto, pero hoy lo necesito. No voy a hablar de viajes (o sí). Voy a hablar de mí. De cómo superé un trastorno y cómo el viajar fue mi remedio.

Si no te interesa, podes leer todo sobre viajes acá.
Gracias por estar ahí!

El sol cae en Menorca.
Ya perdi la cuenta de la cantidad de atardeceres que contemplé aquí.

Me veo. Me miro. Me analizo.
El resultado? Hoy quiero cada vez más a esta Flor.
La que viaja, no importa si sola o acompañada.
La que se anima.
La que cree, confía y va por más.
La que ríe.

Se me estampa una sonrisa en el rostro.

Me comparo con la Flor de hace algunos años.
Esa que queria ser perfecta.
Esa que compró que ser “princesa” era la única que cabía.
Esa que quería agradar a quien sea.
Al precio que fuera.
Esa que buscaba aceptación externa como única salida.
Esa Flor buscaba fuera todo lo que internamente no veía.

metamorfosis viajera, mujer viajando sola, TANE

Imperfectamente Felíz

Hoy amo mi nueva versión.
Me contento con ser feliz, imperfectamente feliz.

Sonrío porque estoy tan lejos de todo trastorno alimenticio que supo acompañarme durante 10 largos (y duros) años.

“TANE”, dijeron.

Aterrorizada al lado de mamá. El pánico y el desoncierto se apoderó de nuestros rostros. No entendíamos nada.

“Trastorno de Alimentación No Especifico”, dijeron

Muchos dirán “para qué cuenta esto acá si es un blog de viajes”. Permitanmé responder a sus pensamientos apresurados: Lo hago porque para mi viajar fue la solución, mi remedio, mi combinación perfecta para encontrarme más allá de cualquier pensamiento frívolo o demencial en contra de algo tan básico y necesario como la alimentación. Y porque siempre quise “ayudar” a quien estuviera en ésta misma situación, escribiendo, cóntando mi historia… nunca me animé. De hecho lo estoy haciendo público (sigo creyendo que este espacio lo leen sólo mis familiares y algún que otro amigo) y todavía me pone nerviosa abrirme al mundo de esta manera.

No voy a quitarle el gran mérito al equipo que me acompañó durante un año desde que “le pusieron nombre” a mis 10 años de calvario, hasta que me dieron el alta en diciembre de 2013, JUSTAMENTE, para irme de viaje sin fecha de vuelta a Brasil.

metamorfosis viajera, mujer viajando sola, TANE

Metamorfosis

Allí comenzó mi metamorfosis.
Mi cambio radical.

Ese TANE fue disminuyendo a medida que viajaba. En medio del tratamiento pedí “autorización” para irme un mes a Europa (mi primer viaje a Europa!).
Dudas van, dudas vienen, me dejaron. Tuvo que ir Lumi (mi compañera de viaje) a conocer a mis médicos para que le dieran algunos tips.

No fueron necesarios.
Mi cambio comenzó tan pronto pisé Madrid en aquel caluroso junio de 2013.

Viajando aprendí que la vida es más sencilla.
Que comer es parte de vivir, y que justamente comiendo se conocen las culturas y las personas.
Viajando aprendí a quererme, aceptarme y amarme tal cual soy.
Viajando me desprendí de los pensamientos automáticos que me comparaban con cualquier mujer sobre la faz de la tierra.
Y es que todas, cada una de nosotras, somos tan hermosas, con nuestras virtudes.

Bellas, bellas, bellas.
No importa la raza, el color o el tamaño del culo.
Somos hermosas.
Tal y como somos.

Apostar a la Vida

Sonrio porque amo el rumbo que tomó mi vida.
O mejor dicho, el rumbo que yo hice que tomara.
Porque, siempre, depende de uno.
Tomar las riendas. Tomar decisiones.

Quizás hoy estaría detrás de un gran escritorio.
Tal vez la gente no sabría mi nombre pero sí mi “título”.
Tal vez hoy estaría dejando mi vida por el sueño de alguien más.
PERO NO.

Sonrio porque me siento una mujer valiente, guerrera.
Una mujer que la luchó siempre desde abajo.
Que a pesar de las adversidades y las piedras siguió siempre en su camino.
Una mujer que aún duele la muerte de su madre hace un año y medio.
Y lo seguiré haciendo.

PERO SIGO…

Porque esto es día a día.
Porque viajando hay días buenos y otros “no tanto”.
Y se llora y se extraña.
A los que volveremos a ver en cuerpo y alma y a los que no.

Me río de la forma en que logro adaptarme.
A las personas y sus culturas.
Sus comidas y sus tonadas.
Y hasta puede parecer un chiste pero se me van pegando, y voy adquiriendo palabras de los lugares que voy recorriendo… y como mola!!!

Esta Flor está recorriendo Europa y descubriendo lugares espectaculares, pero sobre todo, personas que quisiera llevarme en mi mochila.

Me contento con guardarles un rinconcito en mi corazón y un “hasta pronto”

Te recomiendo leer también:

27 COMENTARIOS

  1. Hola Flor, me encanta tu blog….te invito a que leas el mio que empeze a escribir este ano, aunque ahora como estoy trabajando mucho en Buenos Aires no lo sigo muy seguido, se llama> quientequitalobailadoblog.wordpress.com

  2. Que hermoso Flor lo que escribiste. No sabes como me llega esto. Me alegro mucho que estes en el camino del aprendizaje vonstante. Yo a mi edad aun sigo aprendiendo! Buen viaje, buenas rutas y mejor vida!

  3. Te felicito por darte cuenta que el remedio está en nosotros mismos. Te felicito por tu fuerza y tu valentía. Realmente es un post que da aliento a otras personas para que aprendan a ir mas allá de sus problemas. Somo hermosas tal y como somos. Si nosotras nos aceptamos, nos acepta el mundo. Gracias por compartir tu vida con el mundo. Me encantó.

  4. Me gustó mucho este post! Recién descubro el blog y me está gustando mucho! Esto también es parte de vivir viajando: conocerse, aceptarse, buscar estar cada día un poquito mejor con uno mismo, quererse! Y todos tenemos nuestroa mambos y aunq no tengan una indicacion médica esta buenisimo que aceptemos queea lo q no nos está haciendo tan bien a nosotroa miamoa e intentar controlarlo y por qué no que desaparezca! Te felocito xq buscaste la manera de quererte y ser feliz 🙂 Nos seguiremos leyendo! Abrazo! Lechu.

  5. Tú lo dijiste: Valiente! Eso es lo que eres, pero no sólo por animarte a contarlo públicamente si no porque además te atreviste a aceptar que algo no estaba bien y cambiarlo dependía de ti! Eso ya merece mi admiración. Somos seres imperpectxs y aceptarnos nos hace más felices porque nos hace como somos: reales.
    Y entiendo de lo que hablas porque tuve una enfermedad (auto-inmune) y pese a que me la habían diagnosticado de por vida, salí, sané, renací! Y para mi es genial que lo comportas porque tus palabras pueden llegar profundamente a alguien y ayudar.
    Te dejo una frase que me gusta mucho: “El viaje de aventurarse a amar, a querer, a arriesgarse, es El Viaje que Más Vale y el que menos vemos”
    Felicidades aventurera!
    Abrazo!
    gaby

  6. Hermoso Flor!!! Simplemente palabras del corazón, y es tan bueno poder soltarse y contar eso que tanto pesa o que alguna vez se ocultó…..A uno se le pasa la vida y por no animarse como vos lo hiciste terminamos cargando con dolores y pesares….. Me admira tu valentía y me da orgullo saber que fue mi querida hermana quien te crió así, con Carlitos por supuesto…Seguí disfrutando, explorando lugares y encontrándote con vos misma. Hay “estrellas” que iluminan tu camino y desde acá te acompañamos para que tu viaje sea inolvidable. TE QUIERO SOBRINA!!!! seguimos paseando…..

  7. Excelente Flor..!! vaya me describiste tal cual misma, creo que enrealidad es asi, cada palabra tiene mucho sentido en mi vida y es verdad Viajar Cura!! vaya que so, yo voy en el proceso pero se que se Puede!
    Gracias por Compartirlo… Bendiciones y saludos Flor!!

  8. Que buenas reflexiones y como encarar la vida!.Tu historia me hace pensar en salir a recorrer caminos, conocer distintas gentes..culturas ,paisajes,historias.Adelante con tus viajes. Buenas rutas . Un abrazo..

  9. Me encanto Flor. A pesar de mis convicciones mas anticuadas y reacio a los cambios que nos paralizan, me gusta que seas lo quien querés ser. Sabes que siempre vas contar con mi apoyo incondicional. Te amo hija.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Florencia Zaccagnino
Finalidad: Recibir y responder comentarios
Legitimación: Tu consentimiento 
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. 
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Contacto: contacto@viajeydescubra.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.