Tucumán en 3 días nada más supo ganarse mi corazón. Llegar a un nuevo destino sin expectativas es la decisión más sabia que podemos tomar. Cuando comencé a planear el viaje por Tucumán no busqué fotos ni quise ver videos de los lugares que recorreríamos. Descubrir un nuevo lugar me genera la adrenalina como quien prueba un sabor nuevo, quien se adentra a lo desconocido con la emoción de dejarse sorprender. 

Llegamos al aeropuerto de San Miguel de Tucumán y conocimos a Hugo. Él se encargó de mostrarnos durante tres días lo mejor de su provincia. Tucumano en cada célula, su pasión se transmite palabra tras palabra. Sonríe al contarnos las maravillas que su lugar ofrece. Nos quiere mostrar todo, pero esta vez, sólo tenemos 3 días. 

tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-noa,-viajeydescubra,-casa-de-tucuman,-museo-casa-historica,-puerta,-flor-zaccagnino
La famosa Casa de Tucumán

Tucumán en 3 días

Conociendo la capital del Norte

Museo Casa Histórica de Tucumán

Cámara en mano, y luego de hacer el Check In en el Hotel, nos adentramos en la ciudad. Se dice que “no conoce Tucumán quien no ha estado en la Casa Histórica”. Tuvimos la suerte de recorrerla con Juan, otro tucumano que explota de pasión por su tierra mientras nos guía y nos cuenta detalles interesantes de cada uno de sus ambientes y patios.

Ojo con llamarla “casita de Tucumán, si bien es cariñoso, a los tucumanos no les agrada, y con razón. Su nombre correcto es Casa Histórica de la Independencia Argentina.

La entrada al Museo Casa Histórica es gratuita y las visitas guiadas. Conocimos la “Sala de la Jura” donde se declaró la Independencia el 9 de julio de 1816. Al salir presenciamos justo el cambio de guarda. 

tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-noa,-viajeydescubra,-casa-de-tucuman,-museo-casa-historica,-acta-de-la-independencia,-sala-de-la-jura
La (copia) del Acta de la Independencia Argentina (Sala de la Jura)

Plaza Independencia y alrededores

Continuamos el recorrido por San Miguel caminando por sus callecitas.

Descansamos en la Plaza Independencia, donde en épocas de guerras civiles los rebeldes eran ejecutados. Nos enamoramos de la fachada estilo art decó de la Casa de Gobierno y el contraste con la Catedral neoclásica.

Parque 9 de Julio

Conocimos el Parque 9 de Julio, un pulmón verde como sólo Carlos Thays puede diseñar. Comimos empanadas, muchas, para qué mentir. El limón es el ingrediente que no puede faltar. 

El Cadillal

El día continuó a pocos kilómetros de San Miguel. Nos adentramos en El Cadillal para conocer una villa en crecimiento. Están construyendo un anfiteatro y una costanera al Dique Celestino Gelsi que va a dar que hablar. Nos dejamos llevar por la tentación y nos sentamos al lado del lago. No faltaron la cervecita ni las empanadas, que se pelean por quedar en el podio de las más ricas de la Argentina. 

Éramos los únicos en ese lugar y en ese momento, seguramente, por ser día de semana. El Cadillal es el centro de reuniones al aire libre. A quien le gusta la pesca aquí puede encontrar pejerrey, bogas, sábalos y tarariras. También hay variedad de deportes acuáticos: remo, vela, esquí y jetsky. Una escapada imperdible para quien venga a San Miguel de Tucumán y quiera descansar del ritmo de ciudad. 

tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-noa,-viajeydescubra,-el-cadillal,-san-miguel-de-tucuman
Paseando por los caminos del Cadillal

En San Miguel de Tucumán dormimos en el Hotel Garden Plaza, ubicado super bien, frente a la plaza.

Rumbo a los Valles Calchaquíes

Madrugamos y luego de un desayuno livianito, tomamos la Ruta Nacional 38 y luego la Provincial 307 con destino final los Valles Calchaquíes.

Este camino alucinante, de curvas y contracurvas, nos regala una postal detrás de otra. Estoy en condiciones de afirmar que son los paisajes más verdes que ví en el país. No por nada se la conoce a Tucumán como el “Jardín de la República”.

La Negra Mercedes Sosa, ícono de Tucumán y toda Argentina, con su magnífica voz y emocionantes canciones, nos acompaña durante todo el ascenso. Al ritmo de “lunita tucumana” voy descubriendo un lugar más de mi amado país.

tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-noa,-viajeydescubra,-llama,--valles-calchaquies
Una de las paraditas del camino

Lo mejor de un roadtrip sin dudas es la posibilidad de ir parando a medida que queramos, ir viajando al ritmo del paisaje. Retratar los momentos y tratar de hacerle justicia a semejante hermosura con un click atrás de otro. 

Hugo, de repente, frena y nos pregunta si queremos un cafecito. Paramos la camioneta al costado de la ruta. Bajamos de la camioneta y ahí lo vimos: “café La Curva”, un modesto lugar emplazado en un paisaje deslumbrante. La parada técnica nos ofreció un café con leche exquisito para despabilarnos y seguir viaje.

Tafí del Valle

Llegamos a Tafí del Valle, portal de entrada a los Valles Calchaquíes. Es un oasis de ensueño a 2000 metros de altura. Estamos a tan sólo 107 km de San Miguel de Tucumán.

Caminamos por Tafí sin mapas ni nada que nos oriente más que las charlas con los locales. Nos recomendaron almorzar en un barcito en la calle principal y dejarnos perder por sus callecitas. Fieles a sus palabras, así lo hicimos.

Amaicha del Valle

Atravesamos Amaicha del Valle y Hugo volvió a sorprendernos. Frenó la camioneta, compró dos vinos de cartón y nos dijo que quería presentarnos a un amigo. En su afán de intentar no adelantarse a los hechos no nos quiso ni decir a dónde nos llevaba. 

Antes de su destino final, hicimos una parada previa en la Bodega Comunitaria Los Amaichas. Es la primera en el país y tercera en el mundo (después de Canada y Australia) que pertenece a una Comunidad Originaria. Es un proyecto que integra la economía familiar y regional, producción de artesanías, desarrollo vitivinícola, el turismo rural y la soberanía alimentaria. Vale mucho la pena visitarla y degustar sus exquisitos vinos.

Sumak Kawsay, aprendimos en la Bodega, es el «buen vivir» de los Amaichas: la realización del ser humano de manera colectiva, llevando una vida armónica, sustentada en valores éticos. Es el camino hacia el equilibrio con la Pachamama.

Salimos de la bodega, pasamos por Amaicha brevemente (me quedará pendiente para la próxima) y tomamos un camino de ripio. Nos adentramos en lo que parecía ser un desierto lunar.

Hugo maneja, sorteando los pozos y piedras, mientras sonríe de forma pícara, como quien sabe que lo que viene es alucinante pero se muerde la lengua por no matar la ilusión. 

En el medio de ese paisaje seco y solitario, una casita de adobe. Bajita y precaria. Disminuimos la velocidad y se asomó rápidamente un señor de pelo blanco y encorvado. Con una boina y una sonrisa en el rostro. Parecía que nos estaba esperando. Hugo se bajó de la camioneta y lo saludó con un fuerte abrazo. Hicimos lo mismo. Hugo le confesó que nos estaba llevando a “ese lugar mágico que vos ya sabés”. Le prometió que al volver nos quedaríamos un rato con él. Le hizo entrega de los vinos y seguimos viaje. 

Tiu Punco

Nuestro asombro aumentaba a cada paso. Estábamos sólos en un paisaje desértico alucinante. Podría haber jurado que era Marte. No podía ser verdad. Finalmente, llegamos a Tiu Punco: el lugar secreto. 

Hugo nos dijo emocionado: “siéntanse privilegiados, casi nadie conoce este lugar”. Eso es lo mejor de viajar con locales. Esos rinconcitos que no figuran en las guías y sólo un tucumano de pura cepa nos puede enseñar. 

En quechua, Tiu Punco significa «puerta del desierto» o «puerta del arenal».  Este lugar impresionante está localizado a sólo 20 kilómetros desde la plaza principal de Amaicha del Valle y podemos observar restos de bosque petrificado y, con suerte, especies de la fauna local.

 

tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-noa,-viajeydescubra,-tiu-punco,-desierto-tucumano,-amaicha-del-valle,-valles-calchaquies
Gonza y Maxi despuntando el vicio en Tiu Punco
tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-noa,-viajeydescubra,-tiu-punco,-desierto-tucumano,-valles-calchaquies
Perdida en el desierto tucumano – Tiu Punco

Subimos y bajamos por las montañas con una paleta de colores que enamora. Nada tiene que envidiarle Tiu Punco a los cerros de 7 o 14 colores de la vecina Jujuy. Nos sentamos a contemplar el atardecer, sin importar nada más.

Tal como prometimos, al volver paramos en la casa de Shibido. Su nombre me quedó grabado. 

Nos recibe ahora con una camisa y peinadito. Se preparó para la visita. Se lo nota emocionado. Nos abrazó y abrió las puertas de su hogar. Abrió la caja de vino, nos sirvió un vaso a cada uno y antes de darle el primer sorbo, tiró un poco al piso de tierra, en honor y agradecimiento a la Pachamama. 

tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-viajeydescubra,-tiu-punco,-desierto-tucumano,--valles-calchaquies,-sonrisa,-flor-zaccagnino
¿Felicidad? TOTAL

Si me preguntan qué fue lo mejor de todo el viaje a Tucumán, sin dudarlo ni un segundo, diría que fue este momento. Shibido nos compartió sus bienes más preciados: su sonrisa y su energía tan pura. Lo escuchamos cantar unas coplitas, nos abrió su corazón hablando de su familia y amigos. Nos dió una lección de vida, el por qué elige vivir ahí, de lo agradecido que está a la Pacha por estar vivo, de disfrutar cada día.  La emoción a flor de piel, indescriptible con simples palabras, cuando en el abrazo de despedida nos dijo “no se olviden de Shibido, los voy a estar esperando”. Esto sin dudas, fue el mejor broche de oro de un viaje inolvidable.

Esa noche dormimos en la Finca Albarrosa, donde nos estaban esperando con una cena casera espectacular. Un lugar ideal para relajar, contemplar el cielo y probar un buen vino. 

tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-noa,-viajeydescubra,-valles-calchaquies,-viñedo,-finca-albarossa
Despertar con estas vistas…

Ciudad Sagrada de Los Quilmes

Al día siguiente nos despertamos temprano para continuar con nuestro recorrido. Destino: la Ciudad Sagrada de Los Quilmes. Cuando conté que viajaba a Tucumán todo el mundo me escribió para recomendarme que no deje de ir por lo que las expectativas estaban super altas, y no defraudaron.

Al llegar, es díficil imaginar que por allá en los 800 después de Cristo, los Quilmes estuvieron acá, siendo uno de los asentamientos prehispánicos más importantes de la Argentina. El paisaje de las Sierras y el cordón Calchaquí enamora y te deja sin palabras. Y sin aliento, una vez que vas subiendo. Vayan con el tiempo suficiente para subir lo más posible, las vistas lo valen todo.

tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-noa,-viajeydescubra,-ciudad-sagrada-de-los-quilmes,-centro-de-interpretacion-quilmes,-amaicha-del-valle,-valles-calchaquies
Ciudad Sagrada de los Quilmes, desde arriba.

Está abierto de 9 a 18 hs y la entrada sale $100.

Te recomiendo que visites el Centro de Interpretación y no te pierdas el video de la sala 3 «Peregrinos de un sueño», vas a poder imaginarte mucho mejor cómo era esta ciudad en pleno auge y funcionamiento social.

En la página oficial tienen más información para programas su visita.

View this post on Instagram

Frenar. Respirar. Contemplar tanta inmensidad. La historia habla con todo su esplendor. Aprender a agradecer cada día por tener la oportunidad de estar vivos. . . 📍 Ciudad Sagrada de los Quilmes. . 🌵Visita obligada en tu paso por Tucumán. . 🌵 Hacer el trekking es una experiencia espectacular, súper recomendable. . 🌵Está abierto de 9 a 18 hs todos los días del año. El ingreso sale $100. . 🌵Ropa y calzado cómodo, livianito sin cargar demasiado . 🌵Subí con agua, si o si. Podes comprar abajo antes de comenzar el trekking . . 🌵Nosotros subimos por la Atalaya Sur, atravesamos por el sendero del medio y bajamos por la Atalaya Norte. Súper recomendable 🙌 . . 👉🏻 ¿Las conocías? ¿Hiciste el trekking? Si vas a Tucumán, guardá esta foto para que te quede la info o etiquetá a quien quieras para recomendárselo 👌🏻 @tucumanturismo @prensatucumanturismo

A post shared by Blog De Viajes (@viajeydescubra) on



Gracias a la invitación del Ente Tucumán Turismo descubrí una provincia nueva de mi amado país y no paro de recomendarla.

tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-noa,-viajeydescubra,-valles-calchaquies,-cardones,-jardin-de-la-republica
Maravillada con Tucumán – Foto por Gon Granja


También te puede interesar leer:

tres-dias-en-tucuman,-argentina,-norte,-noa,-viajeydescubra,-tafi-del-valle,-valles-calchaquies,-empanadas-tucumanas,-comida-norteña
Los tres días en Tucumán me la pasé comiendo empanadas con limón. AMOR PURO.

4 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Florencia Zaccagnino
Finalidad: Recibir y responder comentarios
Legitimación: Tu consentimiento 
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. 
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Contacto: contacto@viajeydescubra.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.